martes, diciembre 09, 2014

Podcasts que estoy escuchando

¡Bienvenida al siglo XXI, Marcela! Tardé años en empezar a descargar podcasts.

Soy una consumidora de medios con hábitos definidos: Compro pilas de libros siempre que puedo y los leo conforme pasa el año (leo mucho en mis traslados), compro música directo de mis bandas favoritas (ya sea digital o en formato físico), veo religiosamente mis series favoritas conforme son transmitidas en televisión (a menos que sea una serie vieja y entonces compro los DVDs), escucho poca radio en vivo porque me muevo en transporte público, veo algunas películas en funciones de prensa y otras (las que no son del target de mi medio) las veo en fin de semana de estreno en alguna sala comercial, sólo compro revistas cuando tratan un tema específico de mi interés (o cuando la portada me atrapa)... en fin. It goes on and on.

Crecí con Internet. Tuve acceso a la red desde chica a través de la computadora del trabajo de mi mamá. Usaba ese mágico recurso para hacerme de una colección de imágenes relacionadas con Sailor Moon, Ranma 1/2 y, en algunos casos, Dragon Ball. Años después tuvimos computadora en casa y aprendí a descargar música (todavía tengo los primeros mp3 que bajé con Napster), videos, etcétera. Miles de megabytes fueron adquiridos de una u otra forma para crecer mi colección de contenidos. Música, series, películas, libros. Después descubrí los blogs. Abrí este blog. Este blog cumplirá 10 años en 2015. A veces no sé si me leen, si los clicks llegan por alguna extraña coincidencia, o si por ahí existe algún lector que de hecho se alegra cuando publico (si sí, gracias, me hacen el día). Empecé a leer blogs (te extraño, Google Reader) y me hice asidua de varios autores (mi cuenta de Bloglovin' me mantiene al tanto de mis 79 suscripciones). Me negaba a suscribirme a canales en YouTube: no tengo tiempo para ver videoblogs. Hace más de un año me tragué mis palabras gracias a dos grandes temas que ocupan una parte importante de mis suscripciones en YouTube: ASMR (se merece su propio post) y tutoriales de belleza y moda (sí, es en serio). Este diciembre le llegó el momento a un formato al que no me decidía a adherirme (a pesar de haber producido algunos yo misma para la revista donde trabajo): LOS PODCASTS.

La culpa parcial de esta situación recae en que mi fiel iPod Touch primera generación (que le compré de segunda mano a mi amiga y colega periodista Cynthia Modesto, con mis primeros ahorros de becariato en Editorial Mapas) ya dio de sí y me quedé en el limbo entre "no puedo llevarlo a reparar" y "necesito el aguinaldo para comprarme uno nuevo". Yo, persona obsesionada con la música, me quedé sin reproductor portátil. El asunto no era taaaan grave al principio, así que tomé libros que tenía pendientes (Anansi Boys de Neil Gaiman fue una de esas gratas lecturas), pero conforme pasaron los días empecé a desesperar: leer en el metro puede ser complicado, especialmente si traes en las manos libros como Winter's Tale (Mark Helprin, alrededor de 800 páginas). Entonces llegó a mi vida, a punta de verlo mencionado en línea, el podcast que causó sensación en Estados Unidos: Serial.

Así que... podcasts que estoy escuchando:

Serial
Producido por This American Life y WEBZ Chicago, Serial consiste de episodios semanales de entre 45 y 50 minutos durante los cuales se narra una historia de no ficción. En esta primera temporada, la periodista Sara Koenig y su equipo de producción investigan el caso de Adnan Sayid, un joven pakistaní condenado a cadena perpetua por el asesinato de su novia Hae Min Lee, en enero de 1999. Lo fantástico de esta serie es su construcción narrativa y el trabajo de investigación detrás de la historia. Koenig es una excelente narradora y su estilo me enganchó tanto (además de que el caso es sumamente intrigante) que escuché los 10 episodios disponibles en un fin de semana. Este jueves saldrá el episodio 11 titulado "Rumores". La segunda temporada de Serial seguirá una historia distinta y su producción fue asegurada a través de crowdfunding.
Pueden descargarlo aquí.

Gilmore Guys Show
Kevin Porter y Demi Adejuyigbe ven y comentan cada episodio de la serie Gilmore Girls (de la que, como saben, soy MUY FAN. Son dos hombres hablando de un programa eminentemente femenino y feminista. Apenas escuché el primer episodio, pero creo que me tienen atrapada. Su humor es ligero, divertido y se toman en serio (y no) lo que están haciendo.
Pueden descargarlo aquí.

Amanda Palmer's The Art of Asking
No es un podcast: es un audiolibro. Amanda Palmer escribió este libro partiendo de su famosa charla TED sobre las nuevas formas de financiar proyectos artísticos: pidiéndole ayuda a los fans (es más complicado, pero ésa es la definición simple). Karina Cabrera me mostró la primera parte del libro y entre la producción y la voz de Amanda... ahora necesito escuchar el resto. Todavía no lo compro, pero definitivamente está en mi lista de lecturas de invierno.

Conforme encuentre más podcasts interesantes, los compartiré con ustedes. Por ahora, es todo.

jueves, noviembre 13, 2014

Mis publicaciones recientes

Porque a veces necesito poner orden con qué escribí y qué publiqué en dónde.

Como muchos de ustedes saben, mi trabajo diario es ser editora web en la revista Gatopardo (¡en enero cumplo 2 años con ese puesto!) y editar también la Guía del Centro Histórico en Internet (¡yei!). Como otros saben, también co fundé y edito y reporteo en el sitio geek La Hora Libre (which rocks, by the way). A veces tengo la oportunidad de publicar en otros sitios, acerca de temas que me apasionan: Guillermo del Toro, Gilmore Girls, libros y música. Decidí que, para no perder perspectiva de qué publico cuándo y en dónde, intentaré enlistar mis textos cada cierto tiempo en este blog. Porque este blog ha sido la casa de mis experimentos literarios desde hace 9 años. Aquí escribí que nunca sería periodista (¡ja!) y fui registrando mis encuentros con bandas y demás ídolos.

Este año he publicado algunas cosas interesantes y otras que, además de su valor profesional, van cargadas de un valor personal muy intenso. Les dejo las que más me gustan.

"Nerdy Girls of Stars Hollow" - GeekGirlCon blog
Tuve mi primera publicación como bloguera invitada en el sitio web de GeekGirlCon, una convención de cultura pop ubicada en Seattle, enfocada a la equidad y representación de las mujeres en temas de entretenimiento y ciencia. Mi texto está en inglés y habla de los personajes principales de una de mis series favoritas de toda la vida: Gilmore Girls.

"Doctor Who World Tour en México" - La Hora Libre
Este año me conseguí un novio súper ñoño, nerd y geek. Y es lo máximo. Entre las cosas que ha traído a mi vida está Doctor Who, la famosísima serie de la BBC. Por ende, fuimos al show que dio el elenco en la Ciudad de México a mediados de agosto. Aquí está mi crónica al respecto.

Obituario de Dick Smith - La Hora Libre
Dick Smith fue el padrino del maquillaje de efectos especiales en Hollywood. Cuando murió, no quedaba más que honrarlo con un buen obituario.

"Guillermo del Toro's Monster Cinema" - La Hora Libre / Deltorocon.com
Tuve la fortuna (y el honor) de participar con un ensayo en Del Toro Con, la convención de y para fans del trabajo de Guillermo del Toro. Escribí acerca de la iconografía y temas en las películas dirigidas por Del Toro, en preparación para otro texto sobre el tema. ¡Gracias, Parker y Gary!

"Festival de contrastes" - Gatopardo
Mi crónica del Corona Capital 2014.

"De oruga a mariposa Monarca" - Gatopardo
Entrevista con Germán y Lu, de La Gusana Ciega, por su nuevo álbum Monarca.

"Valiente" - Gatopardo
Entrevista con Cecilia Peck (directora de cine e hija de Gregory Peck) acerca del documental Brave Miss World, que trata la vida de Linor Abargil, la reina de belleza que alzó la voz contra la violencia sexual.

LA CEREZA DEL PASTEL
"Los monstruos de Guillermo del Toro" - Gatopardo
En marzo de este año fui a Toronto a visitar el set de filmación de Crimson Peak, la nueva película de horror gótico de Guillermo del Toro. Aunque la estrenarán hasta octubre de 2015, pude hablar un poco sobre ella y un mucho sobre este genio del cine en un perfil que me tomó casi un año construir y que fue publicado (¡por fin!) en el número 154 de Gatopardo (en la edición ecuatoriana fue portada). Best work ever.

No hay un periodo en particular en esta lista, excepto quizá que todos estos textos se escribieron y publicaron en 2014.

Ojalá los disfruten.

viernes, setiembre 26, 2014

Riot Fest 2014 (Post Mortem)

Del mejor festival de música al que he ido, la comunidad punk y dulce, dulce Chicago.

Siempre intento recapitular estas cosas en escrito y nunca termino de hacerlo. A veces cuento la historia tantas veces en vivo que pierdo todo impulso de narrarla en texto. Pero esta vez tengo que hacer el esfuerzo. Riot Fest 2014 es, sin duda, el festival de música mejor organizado y más satisfactorio al que he asistido en toda mi vida. Años de Vive Latino y Corona Capital (entre muchos otros menos frecuentes) no preparan para la maravilla de un festival como éste. Sentí algo similar con la Comic Con de San Diego en 2012: años y años de La Mole, TNT y demás expos medio funcionales no preparan para la maravilla de un evento de esa magnitud. Riot Fest es el paraíso del punk. Ahora les explico por qué.



  • La gente. La comunidad punk es una de las más amables y buena onda. Había de todo: parejas mayores con cabellos largos y brazos tatuados; preparatorianos emocionados y llenos de energía; jóvenes adultos cubiertos de tatuajes, mohawks y estoperoles; jóvenes adultos con ropa casual y una sonrisa en los labios; familias enteras (papá, mamá, hijos, abuelos, tíos) que iban de escenario en escenario, alternando las bandas de cada generación; bebés con pequeños mohawks, pequeños chalecos de parches y grandes audífonos protectores. En ningún otro festival o evento masivo (tal vez sólo en la Comic Con) he visto un público tan amplio. Y todos se ayudaban entre sí. Nadie se metía a golpes hasta las primeras filas. Escuché cientos de "Excuse me", "I'm just trying to get to the front", "Oh, I'm sorry"; si empezaba un mosh pit, los hombres de alrededor se plantaban en el perímetro del círculo para regresar a los punks al centro del pit. Hice "amigos de festival" (con los que ves una banda y tal vez hasta te acompañan a esperarlos para comprar el disco detrás del escenario). Conversé con los integrantes de una de las bandas por las que fui (Rose's Pawn Shop). La creatividad estaba en todos lados: la ropa, el cabello, las formas de expresión de fanatismo. Y excepto por el ácido momento en que un guardia de seguridad sacó a tres hombres que compartían un baño, no me tocó ver actos violentos ni vandálicos.
  • La organización. Humboldt es un parque enorme y aunque el 50% de su terreno estuvo muy bien aprovechado, hubo otro 50% que se quedó ahí olvidado. Los escenarios estaban, en su mayoría, bien ubicados y perfectamente organizados: las bandas no chocaban entre sí y no era difícil llegar a ellos (excepto Revolt, que estaba muy escondido, y Rock, que estaba al otro lado de una loma que se convirtió en lodazal). Nadie se atrasaba ni cinco minutos, porque si tu soundcheck fue lento, son 10 minutos menos de tu set, no del de la siguiente banda. Hubo un par de incidentes el sábado 13: a The Flaming Lips se les fue la luz apenas entrados en su set y The National llegó tarde. Oh, y el ingeniero del Revolt Stage tenía algunos problemas para ecualizar a las bandas: lo sufrió Rose's Pawn Shop y un poco, más tarde, Jessica Hernández and the Deltas. La comida estaba ubicada en dos lugares más o menos accesibles, excepto a la hora de comer, pues las líneas de espera impedían el paso de los transeúntes. Santos embotellamientos, Batman. Nunca he usado baños públicos tan limpios como los de estos tres días. Los baños del metro de la Ciudad de México no están tan limpios como los de este festival... y eran baños móviles, en un festival de punk.
  • La selección de bandas. La página oficial del Riot Fest dice "Somos fans antes que nada, y nuestra meta siempre ha sido organizar shows inolvidables" y "1 parte Bouncing Souls, 1 parte Descendents, 2 partes radio universitaria cuando importaba, 3 partes Vanilla Blue, 1 parte comida procesada, y 12 partes lo que sea que encuentres en nuestro Sony Walkman". Es regla en este festival tener una base punk (en personalidad y en actitud), para que entre en el lineup la música que le gusta a los organizadores. No andan haciéndole al "vamos a traer a las bandas más cool para vender más caros los boletos" ni al "que no haya bandas locales porque qué oso". Si a esta gente le gusta el hip hop, traen a Wu Tang Clan. Y traen a la psicodelia de los Flaming Lips. Y a The Cure porque tienen emociones y crecieron en los ochenta. No es un festival de hacerle al "Soy tan genial por haber venido a ver a estas bandas tan geniales y ahora tejeré unas flores en mi mostacho irónico mientras bebo chai". Es un festival de "¿Te acuerdas cuando saltabas por la sala gritando 'Uno, dos, tres, cuatro, cinco, cinco, seis'? ¿Te acuerdas de esos días cuando aprendiste qué significa 'straight edge'? ¿Te acuerdas de esa vez cuando te decoloraste el cabello, lo hiciste todo mal y pasaste un mes con media cabeza rosa chicle? Oh, sí... vamos a hacerlo todo de nuevo". Es la historia del punk cantando frente a tus ojos. Vi a los freaking Buzzcocks, for fuck's sake!
  • El clima. Por un par de días dejé de confiar en AccuWeather. Esa aplicación me dijo que mi fin de semana en Chicago sería hermoso y soleado. ¡Mentira! El viernes 12 llovió desde las 9am hasta las 11pm y eso afectó terminantemente al resto del fin de semana. Tenía pensado usar converse todo el festival y llevaba mis botas sólo para el aeropuerto (son excelentes para viajar). Mis botas fueron aniquiladas por tres días de correr entre pantanos de lodo y asfalto húmedo. Y ni me pregunten por las pobres chicas que llevaban flats o toms. Sábado y domingo fueron soleados y más o menos cálidos, pero el viernes... debo admitir que como experiencia fue fantástico. Sobreviví, básicamente, gracias a la camisa de franela que me prestó Memo (¡mi novio!) antes de salir del DF. Lo mejor del lodo son las anécdotas: la gente cayendo, el señor que derrapó un camellón a lo ancho y cayó de pie en el asfalto, el tipo que creíamos ebrio y en realidad trastabillaba intentando mantenerse en pie... y el hecho de que, tras un día de baños de lodo, éste se endureció en la suela de mis botas y éstas no volvieron a filtrar agua. Hay pocas sensaciones comparables con estar parado bajo la llovizna, con el puño en alto y coreando una gran canción. Es el tipo de recuerdo que perdura. 

Frank Iero and the Cellabration

Rose's Pawn Shop y yo (y "amigos de festival")

Jessica Hernandez and the Deltas

The Bouncing Souls

The Cure

Mis bandas favoritas del Riot Fest.
Este festival también es carnaval y feria. Según yo, tendría tiempo de subirme a los juegos mecánicos y asomarme al espectáculo de vaudeville en una carpa cercana. Ajá, sí, cómo no. Me la pasé de escenario en escenario, corriendo para alcanzar primera fila y para no perderme inicios de set, aguardando en el mismo festival durante horas y horas (y bandas y bandas) para ver de no tan lejos a Robert Smith (y a Tegan y a Sara y a Patti freaking Smith). Vi y escuché a alrededor de 20 bandas en 3 días. Éstas fueron mis favoritas.

Viernes 12
Black Joe Lewis and the Honeybears
GWAR
Senses Fail
NOFX
Gogol Bordello
The Offspring
Jane's Addiction

Sábado 13
Frank Iero and the Cellabration
Rose's Pawn Shop
Buzzcocks
Jessica Hernández and the Deltas
Me First and the Gimme Gimmes
The Get Up Kids
Metric
The Flaming Lips
Taking Back Sunday

Domingo 14
Bouncing Souls
Silverstein
Superchunk
Tegan and Sara
Dropkick Murphys
Patti Smith
The Cure

lunes, agosto 11, 2014

¿Riot Fest para principiantes?

Estoy a un mes de subirme a un avión rumbo a Chicago para asistir al Riot Fest, un festival de punk y rock que está cumpliendo 10 años de existencia. Iré a ver a bandas como Rose's Pawn, The Buzzcocks, Pussy Riot, Patti (Freaking!!!!) Smith, Dropkick Murphys y The Cure, entre otras muchas decenas sobre las que llevo al menos un par de años leyendo (en libros como Our Band Could Be Your Life y Please Kill Me: An Oral History of Punk).

No será mi primera vez en Chicago, pero sí mi primera vez en este festival por lo que, como suelo hacer, me puse a buscar entradas de blog de otros asistentes acerca de cómo vivir mejor esta gran fiesta musical. Descubrí que nadie ha escrito un "Riot Fest for beginners". Supongo que es demasiado pronto, ya que hasta el 2011 el festival más bien se celebraba con muchos conciertos en pequeños bares locales y apenas lleva un par de años funcionando como tal en el Parque Humboldt (en el Lado Oeste de Chicago).

¿Por qué voy a este festival? Porque en enero compré el boleto de avión para la Comic-Con de San Diego en una oferta increíble con la que me ahorré cerca del 70% del valor de un viaje redondo. Y luego no conseguí pases para la convención. Así que me negué a perder el vuelo y encontré la posibilidad de asistir a un festival del que hasta hace unos meses no sabía nada. Pero cuando vi el line up... casi me desmayo: son todas esas bandas maravillosas sobre las que llevo leyendo sin descanso desde que redescubrí el punk. No podía dejarlo pasar. Y ahí voy. En un mes estaré despegando rumbo a un alojamiento obtenido a través de Airbnb, con un boleto de aerolínea económica, suficiente dinero para comer en modo austero durante cinco días y para comprar playeras y discos de toda la música nueva que encuentre.

El décimo aniversario del Riot Fest se celebrará en Chicago del 12 al 14 de septiembre. Yo me preparo con listas de reproducción por día y banda.

12 de septiembre




13 de septiembre





14 de septiembre



viernes, agosto 01, 2014

Long time no see...

Básicamente escribo esta entrada para reclamar mi blog en Bloglovin', pero...

¡Update rápido!

a) ¿Recuerdan a ese perro hermoso del que les hablé hace algunos meses? Murió el 11 de abril a las 5am, en su patio, tras luchar valientemente contra un padecimiento autoinmune. Lo extraño como si no hubiera un mañana.

b) Mi proyecto secreto está casi fuera del clóset, pero todavía debo esperar un poco para contarles.

c) Participé como invitada en #deltorocon, una convención en línea dedicada exclusivamente a la obra de mi director favorito, Guillermo del Toro. Aquí están los links a mis contribuciones a esa genial fiesta en internet (y mis más profundas gracias a Gary y Parker por permitirme ser parte de este asunto):

A Love Letter to DTF.com - Mi carta de apreciación y agradecimiento a deltorofilms.com por su excelente trabajo y por construir una comunidad hermosa.

Guillermo del Toro's Monster Cinema - Un ensayo sobre las cualidades artísticas del cine de Del Toro.

d) Eso nos lleva a La Hora Libre, ese proyecto maravilloso que es ya muy real y que hace muy feliz a su equipo. Esperen cosas grandes de este lado de la pantalla :)

e) Got myself a boyfriend! Hooray! Es lo más nerd y geek y ñoño y me hace muy feliz. Así que esperen pronto alguna playlist o algo al respecto.

Y ya, por ahora.

Follow my blog with Bloglovin